Dropshipping

¿Qué es y cómo funciona el Dropshipping?

Dentro del mundo del comercio electrónico encontrarás muchos términos y conceptos que al inicio te pueden resultar desconocidos y un tanto complejos.

Por ello, nos hemos dado a la tarea de brindarte toda la información que necesitas y ponerla al alcance de tu mano.

Hoy, te hablaremos de Dropshipping, qué es, sus ventajas, desventajas y más.

¿Qué es el Dropshipping?

Dropshipping es un modelo de negocio en el cual no es necesario tener los productos en stock, ya que la preparación, el método de envío y entrega de pedidos se harán mediante acuerdos con terceros, en la mayoría de los casos con fabricantes y/o mayoristas, quienes fungirán prácticamente como intermediarios.

¿Cómo funciona este modelo de negocio?

En realidad, es más sencillo de lo que parece, lo primero que necesitas es contar con tu tienda online, y de ahí los pasos para el proceso de compra son los siguientes:

  1. Tus clientes hacen un pedido a través de tu tienda en línea.
  2. Realizan su pago por adelantado.
  3. Tú te encargas de hacer llegar el pedido a tu proveedor.
  4. Este se encarga de preparar y realizar el envío al cliente final.
  5. Tu cliente recibe su pedido con los datos de tu tienda.

Ventajas y Desventajas

Como en todo, este tipo de modelo tiene sus ventajas y desventajas, la idea es que identifiques cada una de ellas para que puedas analizarlas y saber si te conviene implementarlo a tu negocio o no.

VENTAJAS:

  • Menor inversión:

Para muchos, esta es la mayor ventaja del dropshipping ya que no debes realizar una inversión inicial alta por adelantado, pues no tienes que comprar un producto a menos que ya lo hayas vendido y recibido el pago del cliente.

  • Menor riesgo de pérdidas económicas:

Como lo vimos en el punto anterior, la inversión es mínima, esto ayuda a tener un margen de beneficios, y por lo tanto, reducir el riesgo, ya sea a menor o mayor escala, de sufrir pérdidas económicas.

  • No debes contratar personal extra:

Una de las características de este modelo es que no debes contar con un stock, por lo que necesitas tener personal encargado de almacenar los productos ni gestionarlos.

Como ya lo mencionamos, todas estas labores corren a cargo del proveedor.

  • Tienes más tiempo para tu negocio

El hecho de que no debas preocuparte de la gestión del stock ni de los pedidos, te brinda la oportunidad perfecta para aprovechar todo ese tiempo elaborando estrategias efectivas de venta y centrarte más en el negocio.

  • Es escalable:

Uno de los grandes beneficios del comercio electrónico, es que es fácilmente escalable, especialmente el Dropshipping, pues tienes mayores posibilidades de ampliar tu catálogo.

A esto le podemos sumar que como no asumes riesgos económicos altos, puedes ir probando diferentes productos y viendo cuáles funcionan y cuáles no.

DESVENTAJAS

  • Menor margen de ganancia:

Esta es la mayor desventaja. Algunas ganancias las puedes obtener por comisión, lo que hace que tu margen sea menor que si tú compras y posteriormente vendes directamente.

A esto se le suma que, si es un mercado muy competitivo y tú decides el precio, te verás obligado a ir bajando tus precios para poder conseguir ventas y, por lo tanto, se reduce el margen de ganancias.

  • No tienes control de los productos y los envíos:

Este es un punto delicado, pues como lo hemos comentado anteriormente, hoy en día el envío es uno de los puntos más importantes para los clientes.

En caso de que los pedidos lleguen a retrasarse o tengan un problema con ellos, el responsable eres tú y será a ti a quien los clientes le reclamen.

Ahora, si trabajas con más de un mayorista, tu cliente puede pedir, sin saberlo, productos de diferentes proveedores, lo que quiere decir que lo más probable su pedido le llegará por partes. Esto puede resultar bastante molesto para el consumidor, ya que supone estar más de un día pendiente de la llegada de la mensajería, por no hablar de que tendrá que pagar dos gastos de envío.

  • Dependes de los proveedores:

Como lo veíamos en el punto anterior, muchos factores de la compra no dependerán de ti, y por lo tanto no tendrás control sobre ellos.

Además de los envíos, tampoco podrás solucionar situaciones como el stock, que los pedidos lleguen incompletos o dañados; al final este tipo de situaciones solo afectarán a tu negocio, pues eres en quien tu cliente confió.

¿Cómo iniciar en el Dropshipping?

Ahora que ya tienes toda la información sobre este método de negocio, te daremos 8 consejos que te servirán para iniciar tu negocio:

● Elige bien tu producto y tu nicho

Para esto, lo mejor que puedes hacer es estudiar detalladamente tu competencia. Por medio de redes sociales o buscadores como Google puedes averiguar cuántas tiendas están vendiendo los productos que te interesan.

Recuerda que, si ya muchos lo venden, la competencia será brutal y el beneficio puede ser escaso, así que podrías considerar un producto menos demandado y comenzar a explotar ese nicho.

● Analiza a tu proveedor

Al igual que en todos los modelos de negocio, los proveedores serán una pieza fundamental para que tu negocio funcione correctamente, por eso, antes de empezar a trabajar con ellos asegúrate de que sean fiables, pídeles que te hagan llegar toda la información que necesites sobre los productos, y asegúrate de mantener una comunicación abierta para las posibles incidencias.

Si no estás muy seguro de que aspectos son en los que debes poner mayor atención al contratarlos, aquí te los dejamos:

  1. Ubicación: en este caso, si es un proveedor nacional es mucho mejor, ya que te evitarás procesos de aduanas.
  2. Cómo realiza el packaging: es muy importante que los embalajes no incluyan sus propios logos o marca, pues quien está dando la cara al cliente eres tú, y eso podría causar confusión.
  3. La gestión de los envíos: debes tener claro si incluye factura en los mismos y si las devoluciones corren o no a su cargo.

Si quieres saber más a detalle cuál es la mejor forma de buscar a tu proveedor ideal, da click aquí.

● Negocia con tu proveedor

Además de tratar de mejorar los precios de los productos y para tener una mayor oportunidad de aumentar los márgenes de venta que puedas sacar de ellos, es importante que intentes negociar los plazos de entrega a los clientes, esto también te ayudará a reducir las posibilidades de que se molesten y no vuelvan a comprar en tu tienda.

Presta mucha atención a toda la información que te den, y asegúrate que merece la pena la inversión que harás con ellos.

● Lee con atención las cláusulas que firmas

Como en todo contrato o documento que vayas a firmar es importante que lo leas con detalle, sobre todo ten cuidado con la responsabilidad de las devoluciones, pues en la mayoría de los casos los proveedores se deslindan de esta parte y eres tú quien las asume, así que será un gasto extra.

● Estudia bien las facilidades que los proveedores te ofrecen

Algunos pueden ofrecerte facilidades en las formas de pago de los productos, incluso te pueden financiar la plataforma (tienda online no editable) o te ofrecen ventajas de algún tipo para empezar tu tienda dropshipping.

Recuerda que en estos casos ambos tienen el mismo objetivo: lograr que vendas y que el negocio sea rentable, sin embargo, ten en mente que las facilidades sólo durarán mientras tus ventas comienzan a despegar, lo cual, debemos decir no siempre es tan fácil.

● El SEO de tu tienda será indispensable

En general, resulta muy complicado posicionar bien una tienda Dropshipping, y es que casi siempre, todas ellas suelen tener las mismas descripciones en sus productos, lo que conlleva a un contenido duplicado.

Quien sabe de SEO, sabe que esto es un gran problema para Google, y por lo tanto te pondrá obstáculos para que aparezcas dentro de los primeros resultados de búsqueda.

Por eso, es importante que aprendas más del tema y desarrolles una estrategia que te ayude a posicionarte y a optimizar tu contenido para que los clientes puedan encontrarte con mayor facilidad.

● Asegúrate que tu cliente está satisfecho

En este punto, ya debes tener claro que todo el proceso de post-venta no va a depender de ti, si no del proveedor o dropshipper, lo que puede dejarte en desventaja, sin embargo, hay acciones que puedes tomar para asegurarte que la experiencia de compra para ellos fue totalmente buena.

Una de ellas es contactar a tus clientes una vez que ya hayan recibido su envío y preguntarles qué les pareció el servicio, de esta manera, tendrás una idea más clara sobre tu reputación, además de que puede también puede funcionar como una estrategia de fidelización.

¿Vale la pena sumarse al Dropshipping?

Como te lo comentamos en un inicio, como todos los modelos de negocio, el Dropshipping tiene sus ventajas y sus desventajas, sin embargo, creemos que esto puede funcionar mejor como un complemento para un negocio ya existente, puedes empezar con algo pequeño para probar si va de acuerdo a tus necesidades o no.

De esta manera no jugará en tu contra, pues como viste en este artículo, los márgenes de ganancia son bajos, pero que esto no te desanime, pues como en todo, el éxito también dependerá mucho de toda la estrategia que desarrolles alrededor de tu tienda.

Mientras analizas esta alternativa para complementar tu negocio, deja tus envíos en manos de Pikkop, nosotros nos encargamos de ellos mientras tú te ocupas de hacer crecer tu marca.