Conoce los diferentes tipos de camiones para carga terrestre

El transporte de carga terrestre es uno de los tipos de transporte más utilizados en todo el mundo por sus múltiples ventajas: la accesibilidad, la correcta conservación de los productos, la reducción de los costes así como la seguridad de entrega de los productos son algunas de las más relevantes.

Permite el traslado de mercancía de varios tipos que incluye desde paquetería, documentos, alimentos, químicos y automóviles. Para cada tipo de carga existe un vehículo especial; por ello es importante conocer las características del transporte que trasladará tus productos, las especificaciones y estructura para tener la certeza de un envío seguro.

A continuación te explicamos las características de los principales tipos de vehículos utilizados para el transporte terrestre, recuerda que de acuerdo a su estructura, se clasifican de diferentes maneras:

Camión Rígido

Son aquellos vehículos en los que la cabina del conductor y el remolque sobre el que va la mercancía son parte indivisible de una misma estructura. Generalmente son de tamaño pequeño; los empleados suelen hacer las entregas de la paquetería de transporte urbano en este vehículo.

Camión Articulado

Están compuestos de dos partes (una cabeza tractora y un semirremolque) que se unen a través de una articulación, de ahí su nombre.

Un vehículo articulado es muy habitual en el transporte de mercancías que tengan una gran carga de peso. Debido a esto, muchas empresas utilizan tractores con semirremolques para desarrollar su actividad logística.

 ¿Cuál es la diferencia entre un vehículo articulado y uno rígido?

 Un camión rígido podría definirse como un camión de “una sola pieza” donde la caja está unida a la cabina y al resto de componentes del camión.

Por otro lado, el vehículo articulado se forma por al menos dos estructuras rígidas, unidas por un punto de articulación, donde una de las de estas arrastra al conjunto del camión.

Tren de carretera

En este caso se unen un camión con uno o más semirremolques. Uno de los grandes retos para todo este tipo de vehículos es que debido a sus dimensiones tienen dificultades para transitar por algunas carreteras que no están pensadas para albergar vehículos tan alargados.

Camión de lona

Este tipo de camión es el más habitual y su semirremolque se encuentra cubierto por los laterales y por arriba con lonas que pueden ser removidas. Esto le permite ser muy cómodo para realizar cargas y descargas y puede adaptarse a una gran cantidad de materiales como maderas, metales livianos, productos de consumo, entre otros.

Plataforma abierta

En este caso la plataforma donde va la carga está abierta (aunque puede estar parcialmente cubierta por los laterales dependiendo de la mercancía). Normalmente, se suelen emplear para mercancía pesada y de construcción que no caben en la caja de un camión.

Cerrado

Los camiones cerrados, en oposición a las lonas, presentan una estructura rígida en el compartimento de carga. Esto hace que únicamente puedan ser cargados desde su parte trasera, mientras que los de lona pueden cargarse también desde los laterales.

Camión Jaula

Los camiones jaula son empleados para el transporte de animales vivos. Para ello, tienen parte de los laterales o del techo abiertos con el fin de que llegue aire a los animales y exista una ventilación suficiente.

Pueden emplearse tanto para trasladar a un solo animal, como caballos, toros o animales de zoológico, como para el movimiento de varias reses o porcinos.

Como puedes ver, existe una gran variedad en tamaños, pesos, tipologías, finalidades y estructuras que nos da una idea de lo diversas que son las necesidades logísticas y la importancia del transporte terrestre.

Como mencionamos anteriormente, la cadena de suministro debe cuidar a sus productos y para ello es imprescindible que sean tratados de la mejor forma durante su transporte dependiendo de la naturaleza de la mercancía, las características de la carga así como la ruta para su transporte. Por ello es importante saber qué tipo de camión se adapta a nuestras necesidades de transporte terrestre.

Para la mejor optimización de los recursos es recomendable contar con un agente de logística y transporte.

 Dedica tiempo a tu servicio al cliente para resolver problemas de transporte.

Nuestra experiencia en toda la cadena de suministro, nos permite identificar rápidamente cualquier incidente en el envío, por lo tanto lo resolvemos lo más pronto posible.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *