3 consejos para enviar comida por paquetería

Enviar comida por paquetería no es una tarea complicada, es únicamente, como cualquier otro producto, prestar atención en los detalles y pensar que el alimento que vas a hacer llegar a otra parte del país (o del mundo, incluso) pasará por varias manos, con lo cual, es posible que se dañe si no haces un adecuado embalaje.

Por norma los envíos nacionales dan mayor posibilidad que los internacionales donde existen muchas más restricciones, ya que no está permitido transportar cualquier tipo de comida ya no solo por cuestiones de tipo sanitario sino porque la legislación no lo permite. Además si nos decidimos por una empresa de mensajería deberemos de preguntar la lista de los artículos prohibidos.

La lista de artículos prohibidos que tienen las empresas de mensajería o correos si nos referimos a la comida en concreto (*consultar con paqueterías), en algunas ocasiones no se puede enviar mercancía perecedera. Como mercancía perecedera se entiende toda esa comida que necesita que se conserve en una temperatura concreta o en un rango de temperatura como puede ser la carne, el pescado, las verduras, lo huevos o la fruta. Este tipo de mercancía es muy controlada por las autoridades ya que si no están dentro de un ambiente de temperatura controlada durante el transporte se puede deteriorar y generar enfermedades a los consumidores.

Una vez nos hayamos informado de los alimentos que sí podemos enviar y los que no, es importante prestar atención al embalaje y el etiquetado. Tener un correcto embalaje es fundamental para que nuestro envío no sufra ningún daño durante el transporte.

Por ejemplo, en el caso de un pastel, lo mejor es que éste vaya lo más congelado que se pueda para que así se evite que se eche a perder durante la transportación, pero también recuerda envolverlo perfectamente para evitar problemas cuando comience el proceso de descongelamiento y esto pueda hacer que la caja que lo contiene que se dañe.

Si lo que vas a enviar por paquetería es un artículo más pequeño, como por ejemplo, unas galletas, es importante que tomes las mismas precauciones que en el caso anterior, pero aquí deberás asegurar esos alimentos mucho más porque corre el peligro que se quiebre más fácilmente y obvio que a nadie le gusta recibir unas galletas, dulces o ese tipo de alimentos todos rotos.

La primera recomendación que te podemos dar es que las envuelvas de forma individual; es un hecho que lucen espectaculares en una bolsa todas juntas pero esto provocará que se conviertan en algo más frágil y recuerda que el paquete va a pasar por varias manos y puntos de control con esto se hace más propenso a sufrir daños.

Con la nueva normalidad consiente a los que más quieres, aúnque estén lejos.

 Estar presente con tus familiares, amigos o pareja aunque estés a la distancia resulta mucho más sencillo con este tipo de envíos. Así que sólo es cuestión de que te decidas a enviar los alimentos que tú prefieras.

¿Deseas hacer un envío?

¡Contáctanos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *