E-commerce

¿Qué son los dominios web?

14 abril, 2021

Actualmente tener un dominio web es elemental para cualquier negocio en línea, sobre todo si tenemos en cuenta que a raíz de la crisis mundial que atravesamos el comercio electrónico creció de gran manera a nivel mundial.

Para que te des una idea de su importancia, imagina que tu dominio es tu tienda física en el mundo virtual, así que sí, definitivamente es de gran relevancia para tu ecommerce, por eso en esta edición de nuestro blog queremos contarte todo lo que necesitas saber para que tu tienda en línea esté al 100 y hagas crecer tu negocio.

¿Qué es un dominio web?

Como te lo mencionamos, un navegador web necesita de un nombre de dominio para poder dirigirte a un sitio web.

Es decir, un dominio web es el nombre, único e irrepetible, de un sitio web, y en términos más técnicos, se trata de la serie de caracteres, ya sean letras, números o símbolos, que se ingresan a un navegador para acceder a una página específica.

¿Cuál es la estructura de un dominio?

Antes de contarte cuál es su estructura, primero vamos a decirte que un sitio web está formado por dos elementos principales:

  • Un servidor web, se trata del lugar físico que contiene los archivos y las bases de datos que conforman el sitio web; su tarea es enviarnos esta información cada vez que accedemos a un sitio desde nuestra computadora o nuestro dispositivo móvil.
  • Un dominio web, también conocido como dominio de internet es lo que escribimos para acceder a un sitio y dirige el navegador web hacia el servidor donde se encuentran esos recursos.

Si no tuviéramos el dominio, deberíamos recordar la dirección IP específica del servidor para poder acceder.

Ahora que ya entendemos cómo está conformado un sitio web. pasemos a la estructura del dominio.

Estos están formados por dos partes esenciales: el nombre y la extensión.

El nombre está conformado por los caracteres que van después de ‘www.’ y la extensión es lo que va después de estos, por ejemplo ‘.com’ o ‘.mx’.

Tipos de dominios web

Actualmente existen distintos tipos de dominios, y aquí te tenemos las principales categorías:

  • Dominios Genéricos: estos son los más comunes a nivel mundial y seguramente ubicas algunos de ellos como .com, .net, .org, .edu y .gob.

Su función es definir el propósito de un sitio web, por ejemplo, para fines comerciales está el .com, o los gubernamentales el .gob.

Aunque en los últimos años, debido al gran crecimiento web, se han creado nuevos dominios como .app o .shop, con el cual se pueden distinguir a los sitios de venta en línea.

  • Dominios geográficos: como su nombre lo indica, estos dominios se utilizan para ubicar un sitio web de acuerdo a su territorio o país; suelen conformarse de dos letras asociadas al país de origen, por ejemplo, para México se ocupa el .mx y para Reino Unido se ocupa .uk.

La importancia de un dominio web

Además de que será el equivalente a tu tienda física, ya que ahí estará almacenada toda tu información, contar con un dominio web ayudará a que tus clientes y nuevos prospectos lleguen a tu negocio.

Por eso es que debes cuidar que funcione correctamente, ya que gran parte de la imagen y de que tus clientes tengan una buena experiencia de compra depende de ello, imagina que tú entras a una tienda en línea y esta tarda en cargar o en el peor escenario, nunca puedes entrar, lo más probable es que te molestes y busques otras opciones para adquirir el producto que te interesa.

¿Cómo elegir el nombre de tu dominio?

Ya sabemos lo que es un dominio y cuál es su papel para nuestro ecommerce, el siguiente paso es darle un nombre. En caso de que tengas una tienda física lo mejor que puedes hacer es ponerle el mismo, pues ya tienes clientes que te conocen de esa forma, pero de no ser así es momento de dejar fluir tu creatividad.

Lo ideal es que el nombre de nuestro dominio sea corto, descriptivo y fácil de recordar, sin embargo, aunque parece ser una tarea sencilla, la realidad es muy diferente, pues recuerda que no puede haber dos dominios registrados con el mismo nombre y puedes llevarte una mala sorpresa, así que lo mejor es estar prevenidos teniendo más de una opción.

Para que puedas darte una idea de como formar tu nombre, muchos se inclinan por usar una o dos palabras clave relacionadas con su negocio o productos, esto ayudará a posicionarse más rápido y por lo tanto, generar ingresos. Esto se debe a que Google suele arrojar los resultados que tienen la palabra exacta que se busca.

Esta estrategia se suele ocupar cuando se inicia un negocio de ecommerce para poder crecer, sin embargo, una vez que se logra posicionar se cambia a un nombre de marca, pues esto da mejor imagen, aunque también tiene su contraparte: no es imposible cambiar el nombre y existen métodos para hacerlo, pero todo el trabajo y promoción que hayas hecho con anterioridad se vería en gran parte perdido.

¿Cómo saber si mi marca o nombre ya están registrados?

Actualmente no es raro que quien quiere registrar un dominio se encuentre con que este ya está ocupado, por ello, y para evitar complicarte esta tarea, la mejor opción es utilizar una herramienta de búsqueda o generadora de dominios libres.

Si no conoces alguna, aquí te dejamos una lista con las mejores herramientas que conocemos y que seguramente te serán de gran ayuda:

Actualmente Shopify es una de las plataformas de tiendas en línea más populares.

Cuenta con una herramienta que te permite generar el nombre de tu dominio cuidando que no se repita con alguno que ya exista.

Aquí puedes realizar la búsqueda de nombres de dominio, hacer búsquedas masivas de dominios, nuevas extensiones disponibles y pagar por el registro del mismo.


En esta herramienta puedes ingresar palabras clave que se combinan  para encontrar dominios disponibles.

Con ella puedes ingresar de una a tres palabras para que pueda generar nombres que están disponibles con distintas variaciones.

Con esta herramienta, además de buscar y generar nombres disponibles para tu marca en varios idiomas, también te permite escuchar la pronunciación exacta.

Este sitio genera nombres para nuestro dominio a partir de las palabras clave que ingresemos, también nos muestra si están disponibles, e incluso ofrece la posibilidad de hacer una oferta para adquirirlo.

¿Qué extensión utilizar?

Ahora que ya tenemos el nombre de tu dominio, toca analizar qué extensión utilizarás, es decir, determinar qué es lo que habrá después del punto, ya sea .com, .net, .mx etc.

Lo más común es ocupar .com, ya que son dominios globales y dan la oportunidad de expandir tu negocio a cualquier parte del mundo.

Aunque también podrías ocupar el .net en caso de que el anterior ya esté ocupado. o el .shop que hace referencia a los comercios electrónicos y que hasta ahora no es tan popular.

Otra opción es que elijas una extensión territorial y enfocarte al país en el que reside tu público objetivo.

El alojamiento o hosting

Ya tenemos el nombre y nuestra extensión, ahora debemos determinar dónde vamos a alojar nuestro dominio.

Para poder analizar mejor a tus proveedores, te recomendamos que tengas en cuenta estas preguntas, ya que las respuestas podrán ayudarte a saber si lo que te ofrecen va de acuerdo a lo que tu necesitas:

  1. ¿Con qué lenguaje de programación se va a crear la web?
  2. ¿La mejor opción es subir muchos archivos pesados, como vídeos, documentos, o solo será una web con información corporativa?
  3. Según la previsión de visitas que tengamos es posible que necesitemos un tráfico mensual mínimo, ¿qué te ofrecen en este aspecto?.
  4. ¿Incluye cuentas de correo el alojamiento? De ser así, ¿cuántas puedes crear y con cuánto espacio cuenta cada una de ellas?
  5. ¿Se hacen copias de seguridad?, ¿cada cuánto tiempo?, ¿tendrán un costo adicional?
  6. ¿Qué tipo de soporte ofrecen?

Otro punto importante que debes tener en cuenta, es que en muchas empresas de hosting te dan el nombre del dominio gratuito, siempre y cuando se trate de una tienda online desde cero,  al contratar un plan de alojamiento.

Así que antes de gastar en el dominio, puedes investigar qué proveedores pueden ofrecerte esta opción para contratar ambos servicios.

Recuerda que una vez que tengas tu tienda en línea y comiences a aumentar tus ventas, el equipo de Pikkop estará listo para apoyarte con todos tus envíos.

Además, si vendes por Woocommerce o Shopify, Pikkop Cloud será tu mejor aliado, ya que puedes conectar tu tienda con Pikkop para administrar tus pedidos y cotizar con las mejores paqueterías para obtener las mejores tarifas.

Otra de las ventajas que te ofrecemos es que puedes generar tus guías y no necesitas pagar una suscripción, ni te pedimos un número de envíos mínimo.

Por otra parte tus clientes se sentirán seguros, ya que pueden rastrear sus paquetes en tiempo real.

Realizar tus envíos nunca ha sido tan fácil, no esperes más y comienza a cotizar con nosotros.

Send this to a friend